Es curioso que uno de los mejores y más versátiles bajistas de toda la historia, como es Nathan East, haya tardado casi cuarenta años de carrera en lanzar su primer trabajo en solitario.

Después de la desaparición de Jaco Pastorius, indiscutiblemente el mayor icono de este instrumento, en mi opinión, su corona quedó en manos de una troika. Por un lado Marcus Miller, que ha desarrollado una gran carrera, convirtiendo el bajo en un instrumento solista, Stanley Clarke que se ha dado mucho más a la experimentación, tocando todos los palaos posibles con su instrumento y Nathan East que ha sido el acompañante perfecto. Y me refiero a un músico que ha sido capaz de tocar en discos de Michael Jackson, Aretha Franklin, Eric Clapton, Stevie Wonder, Bob Dylan, Kenny Loggins, George Harrison, B.B. King, Whitney Houston, Wayne Shorter, Barbra Streisand, es decir un músico de amplio espectro.

Por eso esperábamos con una cierta impaciencia este disco que ya lleva un tiempo en el mercado. Y cuál es el resultado?, bueno pues dentro de un tono muy positivo, una cierta desazón y me voy a explicar.

Por un lado es un gran disco, acompañado por toda una corte de músicos (Eric Clapton, Bob James. Chuck Loeb etc), la selección de temas es también bastante buena incluyendo algún estándar como Can´t find my way home (en mi opinión era prescindible), Moondance, Sir Duke, Yesterday y una producción magnifica, logrando un sonido casi perfecto, de esos que te gusta poner en tu equipo para impresionar a los amigos cuando van a casa.

Pero por otro lado quizá ese eclecticismo hace que el resultado final no sea todo lo esperado, con demasiadas concesiones a lo fácil, evitando arriesgar un poco más en su faceta más destacable, es decir al bajo.

Merece la pena comentar que con todos los músicos con los que he hablado, siempre me han destacado que Nathan es, lo que nosotros llamaríamos como “un gran tío”, es decir una persona que siempre está dispuesta a echar una mano y siempre rodeada de amigos, aspecto que también merece la pena ser destacado.
En cualquier caso me parece un disco necesario y un soplo de optimismo ante el panorama absolutamente desolador de la música actual. Me siento incapaz de encontrar un sitio donde podría recomendar al lector poder escuchar este disco dentro del panorama radiofónico.

Con la honrosa excepción de Radio 3, no somos capaces de encontrar antenas en donde poder oír este tipo de música, y en realidad casi ninguna otra que no venga dictada por unas modas absolutamente deprimentes.

No nos olvidemos, sigue habiendo música buena y mala. No todo sirve, por mucho que nos bombardeen los tímpanos con raggetones, r&bs precocinados, ni gorgoritos de las divas. Qué mal ha hecho la radio fórmula y los concursos de televisión a la música.

Sobre El Autor

Javier Amo

Apasionado de la música, comparto lo que se y la música que tengo.

2 Respuestas

  1. Alfonso

    Buen disco de Nathan East. En tu relación de bajistas yo incluiría a Christian McBride , joven contrabajista , con un swingazo espectacular , tanto en sus colaboraciones con Chik Corea , George Duke , Diana Krall , etc; como en sus discos con su Big band o en trio

    Responder
    • Javier Amo
      Javier Amo

      Alfonso, le conozco bastante, pero ya se que es muy difícil hacer rankings, para mi estos tres (dejando fuera a Jaco) son los mas influyente.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.