Crítica de la lista: JAZZ LADIES

Jazz ladies

God Bless the child. Billie Holiday
Nacida en 1915, fallece en 1959. Se trata quizá de la mayor influencia que han tenido las cantantes a lo largo de la historia de la música, pues no solo se refleja en el jazz, sino en cualquier estilo musical, debido sobre todo a su forma de interpretar y a su manejo del tempo y el fraseo (algunos les llaman maullidos en su caso específico).
Su vida también da para escribir varios libros, pues nunca se supo con exactitud quien era su padre. A los 11 un vecino intentó violarla, y se escapó después de ardua pelea, pero la internaron en un reformatorio católico. A los 12 sale y comienza a trabajar en un burdel donde oye por primera vez los discos de cantantes como Ella Fitzgerald y Bessie Smith que reconocía como su máxima influencia. Con 14 años vuelve a casa para descubrir que su madre se ha pasado al lado oscuro y es prostituta, y ella se apunta, cobrando a 5 dólares la hora. En una redada son pilladas las dos y acaban en la cárcel. Posteriormente cuando Billie era famosa, la madre le sacó lo que pudo, dejándola en la ruina en varias ocasiones. De hecho se comenta que el tema que hemos escogido “Dios bendiga a los niños” hace referencia a la suerte que tienen algunos de ellos al no tener unos padres como los suyos.
Posteriormente fue detenida en varias ocasiones por posesión de estupefacientes pasando temporadas en la cárcel.Probablemente debido a su tempestuosa vida, sufrió de cirrosis hepática y cuando entró en el hospital (con 45 años),, la policía que andaba buscándola, le puso una guardia en la habitación para que no se escapara, para finalmente morir en la habitación. Francamente una vida triste.
Bueno, sin educación musical de ningún tipo, con una voz aguda (y al final de sus días rasposa y alterada por la drogadicción) consigue llevarnos a unas cotas de emoción musical como en pocas ocasiones hemos sentido. Sus maullidos, gritos y tristeza, hacen que cada tema sea un universo musical completamente nuevo. Ojo, no gusta a todo el mundo, pero todo el mundo de alguna forma u otra ha sido influenciado por ella.

At Last. Etta James
El tema que hemos escogido ha sido versionado por prácticamente todo el mundo, de Cindy Lauper a Beyonce pasando por Celine Dion y Christina Aguilera.
Etta comenzó como casi todas en los circuitos de Góspel allá por California en los años cuarenta. Posteriormente entró a formar parte del grupo de acompañamiento de Johnny Otis, llamado Peaches. En 1960 ficha por el sello Chess y desarrolla una carrera muy sólida basada en una doble personalidad, por un lado un aspecto comercial y alimenticio con toques edulcorados y mucho violín en la que destaca su faceta como baladista y en la que podríamos incluir esta versión de “At Last” y por otro lado un aspecto bastante más ácido, muy colindante con el “Blues” como el mítico “I´d rather go blind” (prefiero quedarme ciega que verte con otra mujer) y que es la faceta que más nos llamó la atención de su dilatada discografía.
Falleció recientemente (2011) tras una leucemia muy agresiva que suponemos tuvo un buen caldo de cultivo en su debilitado cuerpo víctima de su larga adicción a la heroína y su constante lucha contra la obesidad.

What a Difference a Day Makes.Dinnah Washington
Nacida en Alabama en 1924 fallece en 1963 a los 39 años, por un exceso en la ingesta de barbitúricos.
Cantante de amplio recurso, consigue conectar con todos los estilos, estando incluida incluso en el Rock and Roll Hall of Fame. Como casi todos los casos que estamos viendo comienza cantando góspel en la iglesia donde aprende a tocar el piano. Posteriormente, gana un concurso de cantantes noveles y comienza a actuar en clubs, pasando a tocar con el grupo de Lionel Hampton.
Inicia una carrera en solitario salpicada de éxitos, dado que tanto la canción escogida, como algunas otras (I wanna be loved etc) logran éxitos de venta de gran resonancia.
Abanderada de lo que los americanos llaman “Torch songs” (canciones antorcha) no sé de qué viene el nombre, pero se incluyen las canciones de pérdida, donde la cantante desesperada reflexiona con tristeza sobre una pérdida generalmente sentimental en su vida.
Muchos puristas la repudian porque consideran que vendió su gran voz a una concesión a las ventas, que hizo que nunca pudiera llegar a las cimas que se merecía.
La canción escogida ha figurado en muchas bandas sonoras de películas e incluso de anuncios en la televisión, pero la realidad es que es una preciosidad.

Fever. Peggy Lee
Nacida en 1920 Peggy, comenzó a ganarse la vida cantando en un programa de radio patrocinado por un restaurante que le pagaba su salario con comidas.
El tema es tan conocido que no merece la pena resaltar nada, aparte de que una de las versiones más conocidas pertenece a Elvis.
Cantante de gran prestigio, (Sinatra, Fitzgerald, Bing Crosby la citan como su cantante favorita,) tuvo éxito desde el comienzo de su carrera, pasando el millón de copias vendidas en varias de sus grabaciones. Destacó además como compositora (la banda sonora de la Dama y el Vagabundo fue suya) e incluso como actriz consiguiendo un Oscar.Fue de las primeras en darse cuenta que el Rock era una fuerza imparable y que era mejor subirse a esa ola, que tratar de oponerse, colaborando con múltiples artistas en grabaciones fronterizas entre ambos estilos.
Murió en 2002 y seguía cantando incluso en silla de ruedas.

• Lullaby of Birdland. Sarah Vaughan
Gran virtuosa de la voz, dominaba perfectamente el tempo y el timbre en todas sus interpretaciones Cantante que se crecía con grupos pequeños donde podía dar de sí más que cuando estaba al frente de grandes orquestas. (1924-1990).
Como casi todas las cantantes de su época (menos Billie Holiday que se fue al otro extremo) comienza en su iglesia cantando y aprendiendo el piano.
Gran improvisadora, no tenía ningún respeto por ningún estilo, haciéndolos suyos en cada interpretación. Quizá carecía de la dimensión épica de Billie Holiday e incluso de su malditismo pero para mí, Sarah es una de las más grandes. Esa forma tan suya de hacer las cosas, hace que muchos expertos coinciden en que ella fue una de las mayores impulsoras del Bebop.
Uno de sus descubridores fue Bob James que trabajo en sus comienzos como arreglista y me comentó que nunca había conocido una voz que pudiera considerarse en mayor puridad un instrumento musical como lo fue Sarah Vaughan.
De vida personal complicada (vemos que es una constante), tuvo varios matrimonios y aunque no pudo tener hijos adoptó una que la dio una cierta estabilidad. Uno de sus problemas fueron la prodigalidad y el juego, lo que la llevaron a arruinarse en varias ocasiones.

• Summertime. Ella Fitzgerald
Nacida en Virginia en 1917 fallece en el año 1996. Para muchos la número 1, de hecho, muchos la llamaban la First Lady. No es mi caso, ya que no voy a negar su grandeza, pero a mí me gusta más el maullido de Billie e incluso Sarah.
De juventud tempestuosa como no podía ser de otra manera, Ella al igual que muchas otras, comienza su carrera música en la iglesia metodista, donde comienza a destacar por su voz y su piano. Sin embargo su vida parece torcerse cuando muere su madre y su padrastro abusa de ella. Se escapa y acaba trabajando en burdeles y al servicio de mafiosos, cuando es atrapada por la policía pasando varios años en correccionales. Finalmente a la avanzada edad de 17 años gana un concurso de principiantes en el Teatro Apollo y empieza una nueva vida.
De carácter solitario y poco comunicativo, escribir la vida de Ella, daría material para un libro, por tanto no vamos a entrar en detalles de colaboraciones etc. Simplemente vamos a escuchar la maravillosa versión que hace del clásico “Summertime”, absolutamente insuperable.
Terminó sus días de una forma horrible (si es que hay alguna buena), con las dos piernas amputadas por su diabetes, ciega y con problemas respiratorios.

• My Baby Just Cares For Me. Nena Simone
Nacida en 1933 y fallecida en 2003. Artista absolutamente ecléctica, podía cantar Blues, Jazz o lo que se pusiera por delante, pero ese eclecticismo quizá fue su condena, porque nadie la dio la importancia que llegó a tener en cada uno de los estilos.
En los años 90, hubo especialmente en Europa, un redescubrimiento de Nena que hizo que tuviera bastantes adeptos en las giras que realizaba especialmente por Francia, donde falleció, dado que trasladó su residencia a ese país.Pretendió dedicarse al piano, pero fue rechazada (ella alegaba que por su color de piel) y por tanto se pasó al jazz, donde impuso sus influencias de la formación clásica que había recibido (su músico favorito era Bach), triunfando de lleno con la versión que realizó del “I loves you Porgy”.
De carácter bravío, mantenía una lucha constante con sus casas de discos. De su gran éxito que incluimos aquí, no recibió ningún royalty porque los vendió por 3 mil dólares cuando generó más de un millón.
En otra ocasión sacó un arma de fuego en una reunión con su compañía de discos, reconociendo luego que se había equivocado, porque su verdadera intención era haberse cargado al ejecutivo, pero que falló en el último momento.
Su estilo pianístico, su voz tan especial y ese carácter tan díscolo, se reflejan perfectamente en el tema elegido.

• How high the Moon. Anita O’Day
Anita en contra de los estereotipos de este tipo de cantantes, era de origen irlandés y nacida en Kansas. De sólida formación jazzística era una buena baterista, lo cual le introdujo en desarrollos musicales más avanzados. Nunca quiso perder ese sello tan jazzy de su forma de interpretar y eso le hizo tener que renunciar en ocasiones a jugosas ofertas económicas.
La canción escogida tuvo mucha repercusión con el grupo de Les Paul y entre sus muchas versiones está la de Ella Fitzgerald, pero a nosotros nos gusta la de Anita.
De carácter bastante reivindicativo, fue una de las pocas “Big Band girls” que no vestía el típico traje de noche sino que lo hacía con una simple falda. Sus problemas con las “sustancias adictivas” le generaron estancias en el trullo, de donde salió gracias a que Count Basie la incorporó a su grupo, donde se estabilizó y consiguió una gran resonancia grabando múltiples discos.
Fallecida en 2009 de neumonía en un cuerpo tremendamente debilitado.

• Stormy weather. Lena Horne
Por definir su estilo de alguna manera, podríamos decir que Lena es la cantante de club por excelencia. Si nos imaginamos un club nocturno lleno de humo de tabaco y ruido de bebidas y una cantante apoyada en el piano, desgranando canciones de desamor, ella sería sin duda Lena Horne.
Nacida en New York vivió casi cien años (1917-2010) y su ascendencia (afroamericana, con indio americano) hizo que concentrase parte de su vida en la lucha por los derechos civiles, donde se convirtió en un estandarte de las reivindicaciones.Comenzó su carrera en el famosos “Cotton Club” dedicándose a posteriori a las Big Bands en donde destacó como una intérprete muy solvente (a nosotros nos gusta más su primera faceta de cantante de club).
Consiguió Tony´s en el teatro, varios Grammys por sus grabaciones y dos estrellas en el paseo de la Fama e incluso hizo un programa con los Teleñecos que junto con los Simpsons, marcan la diferencia. Hoy en día solo eres globalmente famoso si apareces en uno de esos programas.
El tema escogido es otro de mis favoritos como no podía ser de otra manera, y en esas cosas de Friki que tenemos, me dedico a coleccionar versiones de este tema del que tengo docenas de ellas.

• Peel me a grape. Blossom Deary
Nacida en 1924 y de origen europeo (escocés) comienza sus estudios de piano clásico, pero de muy joven se vio seducida por el jazz al que dedico toda su vida.
El tema escogido es uno de los que le dio mayor reconocimiento y ha sido incluido por Diana Krall en una de sus últimas grabaciones. Fue escrito por Dave Frishberg y tuvo múltiples versiones.Sus comienzos se desarrollan por el área de New York tocando en el grupo de Woody Herman, para posteriormente desplazarse a Francia donde cosechó bastante éxito e incluso se casó con un flautista belga.
Durante muchos años se ha dedicado más a la pantalla, teniendo su propio show en la TV en la que enseñaba a los niños los fundamentos del jazz y colaboró en muchas películas poniendo la banda sonora.
Fallecida en el 2009

• New York State of Mind. Carmen McRae
Nacida en 1920 en New York, y fallecida en 1994. Fumadora empedernida debió retirarse en 1991 a causa de enfisema pulmonar pero tuvo una más que fructífera carrera destacando entre sus coetáneas, de hecho llegó a ser denominada como la cantante de las cantantes.
Conoció a Billie Holiday y fue una gran influencia, si bien los estilos eran completamente distintos, desde el visceralismo de Billie, hasta el clasicismo de Carmen que había estudiado piano y composición.
Colaboró con la élite Nat King Cole, Dave Brubeck, Duke Ellington y Thelonious Monk y grabó más de 60 discos a lo largo de su carrera.
Hemos escogido este tema grabado en directo y que fue compuesto por Billy Joel. Se trata de un desarrollo muy largo per en él se pueden apreciar múltiples matices de los músicos que la acompañaban en unos solos impresionantes.
Una de mis grabaciones favoritas.

• Heart and soul. Betty Carter
Nacida en 1930 y fallecida en New York en 1998. Probablemente estemos hablando de una de las vocalistas más innovadora de la historia del jazz, con una tendencia constante a la improvisación y a la transgresión de los límites armónicos y melódicos de las canciones.
Sus fraseos se han convertido en una referencia e incluso su estilo ha sido utilizado por “músicos” de rap.
En esta grabación podemos ver que no solo la armonía hace que una grabación sea memorable, sino que las dosis de intensidad que pone en cada frase Betty, hacen que estemos ante algo diferente. El tema escogido como casi todos los de esta lista es un “estándar” que han grabado casi todas las “grandes“ de la historia del jazz.

• My funny Valentine . Shirley Horn
Además de una gran voz, una gran pianista. Al contrario de muchos de los temas que hemos escuchado en los que proliferaban las Big Bands, y grandes acompañamientos, Shirley se caracteriza porque se acompaña de su piano y además, consigue bordear lo sublime en las baladas intimistas.
Nacida en 1935 y fallecida en 2005, a lo largo de su carrera colaboró con muchos de los grandes genios entre los que podríamos incluir al mismísimo Miles Davies (quien incluso colaboró en un disco suyo cosa que no hacía prácticamente nunca). De solida formación musical (incluso fue invitada a la Jilliard) desarrolló su propio estilo pianístico, que salvando las distancias, en algunos momentos me recuerda a mi admirado Oscar Peterson.
Quincy Jones trato de reconvertir su estilo hacia auditorios más extensos pero finalmente el experimento no resultó, volviendo a lo de siempre, su voz y su piano.
Como tema hemos cogido uno de su última etapa, clásico entre los clásicos, y que viene incluido en su homenaje a Miles Davies.

• Nobody knows you when you are down and out. Bessie Smith
Podríamos con mayor puridad encuadrar a Bessie Smith en una antología de cantantes de blues, pero su incursión en el swing la convierten en una de mis favoritas.
Nadie sabe cuando nació, si bien se estima que en torno a 1892 falleciendo en torno a 1937. Aunque su funeral fue multitudinario, su tumba fue descubierta cuando Janis Joplin (quien se declaraba devota seguidora de Bessie), decidió erigir una placa y lápida conmemorativa.
Tuvo un gran éxito en vida llegando en los años 20 a vender más de 100 mil copias, lo cual era un verdadero logro porque en aquella época las cantantes de color estaban vedadas en cuanto a su difusión.
Durante la Gran Depresión se dedicó a cantante de club e incluso lo intentó en Broadway sin mucho éxito, pero la aparición del Swing hizo que su carrera tomara unos nuevos derroteros con una mayor notoriedad en los circuitos jazzísticos.
Su muerte se produjo de forma bastante tonta en un accidente de coche que se la llevó por delante en un momento en que su carrera brillaba de forma notoria.

• I thought about you. Susannah McCorkle
Extraño caso el de esta californiana nacida en Los Angeles en 1946 y fallecida en 2001. Y decimos extraño porque a priori estamos hablando de una persona de clase media y cultivada, que residió muchos años en Europa como traductora en varios organismos internacionales. Es decir a priori, no tenía esas infancias atormentadas que marcan para el resto de tu vida.
Pero esto no quiere decir nada y Susanah puso fin a su vida a una edad joven suicidándose, al tirarse desde su apartamento en Nueva York en un piso 56 en uno de sus frecuentes periodos depresivos.
Gran voz y gran música, enormemente influenciada por la bossa nova, comienza su carrera grabando en el Reino Unido donde residía, con éxito de crítica y fracaso de taquilla como suele ser habitual.
Cuando se traslada a USA tiene un éxito repentino, lo cual le hace grabar unos cuantos álbumes que tienen gran aceptación y que la sitúan en la órbita de las grandes. No soy especialmente seguidor de su música, pero pensamos que debería entrar aquí por lo que supuso de disrupción en la música.
En un momento álgido de su carrera es cuando decide poner fin a su vida. Lástima. El tema escogido es “I thought about you” y viene a ser una plasmación de su estilo musical tan propio y al mismo tiempo tan de todas las que la precedieron.

Sobre El Autor

Javier Amo

Apasionado de la música, comparto lo que se y la música que tengo.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.