Vamos a incluir una rareza en nuestros comentarios a novedades musicales.
Se trata de una grabación de un concierto en el Dennos Museum realizada en Mayode 2014 y publicada en junio de 2015,  y que solo se puede adquirir acudiendo al museo.
El grupo estaba compuesto por Bob James – Piano con Perry Hughes – Guitarra, Clarence Penn – Batería y Nathaniel Phillips – Bajo. Con todos ellos Bob James ya había tocado en conciertos como músicos de soporte, pero es la primera vez que los reunía a todos en una grabación.
La génesis de la grabación es lo que lo hace especial (aparte de que no se comercializa por los canales habituales). Cuenta BJ que dio este concierto para recaudar fondos para el mantenimiento del museo y que al acabar y llegar a los camerinos, comentó con el grupo que había sido una tarde espléndida y que era una lástima no tenerlo grabado. El Gerente del Museo, que lo oyó, dijo, pues ahora que lo dices, me he permitido el lujo de hacerlo sin tu permiso, cosa que no hubiera hecho nunca, pero era todo tan prometedor que me he atrevido a hacerlo. Estuve dudando pero al final apreté el botón.

Después de negociar derechos con discográficas etc, se publica este disco cuyos beneficios van a parar al sostenimiento del proyecto educativo de este museo.
Lo que no sabe Bob es que yo hice lo mismo en uno de sus mejores conciertos y seguramente el más largo (casi tres horas y media) como el mismo reconoce, y lo tengo guardado como uno de mis mayores tesoros musicales.
El resultado es este nuevo trabajo, es francamente muy bueno. Algunos diréis que no soy objetivo, pues también es verdad. Para mí BJ es uno de mis mayores iconos musicales, aparte de un buen tío con el que se puede hablar de todo,  a pesar de tener una trayectoria musical que a cualquier mindundi le haría sentirse como el Cristiano Ronaldo de la música.
El sonido es magnífico, logrando un ambiente que poniendo el equipo lo suficientemente alto, te sitúa en el lugar del evento. Los temas escogidos son también muy adecuados, pues incluye algunos de los temas más conocidos de la trayectoria de BJ y alguna incursión en estándares. Además hay una versión del “Downtown” solamente al piano que supone una lección de virtuosismo sobre las teclas.
El grupo es bueno, con un guitarrista digamos que sucinto en sus fraseos, asumiendo su rol de acompañante, un bajista muy sólido, y un batería que en mi opinión a veces le sobra algún toque, pero que realiza una gran labor.

Qué más puedo decir, una maravilla que todo el que le gusta el jazz debería tener, pero de gran dificultad para adquirir.

Puedes escuchar Skidaway, una de las canciones del disco a traves de lweb del propio Bob James, pinchando aqui Ir a la Web

Sobre El Autor

Javier Amo

Apasionado de la música, comparto lo que se y la música que tengo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.